Blog
tu nombre me sabe a poco

Una vez me dijeron que mi nombre sabía a poco. ¿Por qué? Respondí.

Tu nombre me sabe a poco porque cada vez que te nombro no estás aquí. Y no estaba, a trescientos kilómetros es difícil estar cuando deseas, necesitas o sientes que deber estar.

Esas palabras salieron de la boca de ella, mi madre, siendo ahora cuando cobran su mayor peso. Y lo hacen porque yo la nombro y me sabe a poco porque ya no puede responderme.

Nunca he valorado mi nombre hasta que me di cuenta de lo que preciso, necesito y quiero oírlo mil veces de la boca de quienes quiero, de quienes me acompañan en el devenir diario, necesito oírlo de ti también que me lees, porque al soltarlo de tus labios , me acerca a tu vera.

Esta tarde quiero que me sepa a poco tu nombre, así lo mando al viento.

4 comentarios
  1. Anónimo Dice:

    Nombrar el nombre de una persona es una muestra de interés por ella, respeto, cariño y proximidad, raras veces es por motivos ofensivos.
    Cuando nombras a una persona que se fue, la vuelves a tener cerca, no físicamente, pero si en tu corazón y en tu memoria.
    Cuando saludas a una persona la bendices, no solamente son unos buenos días o buenas tardes es un acto de amor al prójimo.

  2. Manuel Dice:

    Escribir es un oficio que se aprende escribiendo.
    Siempre puedes editar una mala página, pero no una página en blanco.

  3. Oscar Dice:

    El nombre sabe a poco cuando representa tanto talento, tanto sentimiento, tanta humanidad. Sabe a poco por lo mucho que me gustaría decir cuando lo nombro.
    De lo excelente siempre queremos más, ansiamos más.
    Tu nombre eres tú. Y eso ni es poco

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Instagram

Suscríbete a nuestro Boletín